miércoles, 29 de junio de 2011

EL CARNICERO DE MILWAUKEE

Jeffrey Dahmer, apodado “El Carnicero de Milwaukee”, fue responsable de la muerte de 17 hombres entre 1978 y 1991. Es conocido no sólo por la cantidad de personas que asesinó, sino también por practicar la necrofilia, la antropofagia, el descuartizamiento y el canibalismo. Le gustaba desmembrar el cuerpo de sus víctimas y conservaba las cabezas pero sobre todo los torsos, por los que sentía adoración. A algunas de sus víctimas les realizó perforaciones en el cráneo para inyectarles ácido en el cerebro para, según él, crear una legión de zombies.
Nació el 21 de mayo de 1960 en el hogar de un matrimonio problemático compuesto por un conocido investigador químico y una neurótica emotiva y autocompasiva. Era un niño tímido y solitario que temía al abandono y daba la impresión de estar desamparado.
El joven Jeffrey no hacía más que gritar pidiendo atención desde temprana edad, aunque fuera inconscientemente. Pero esos gritos no fueron oídos por unos padres demasiado absortos en sus propias guerras personales durante un amargo divorcio que dejó al niño con la sensación de ser abandonado.
DAHMER EN DIFERENTES ETAPAS DE SU VIDA

Pronto se interesó por la anatomía animal, lo que provocó que en el sótano de su casa guardara huesos de conejos, pollos y otros animales. Su familia cambió de vivienda seis veces antes de establecerse en 1968 en Ohio. La mayor parte de su infancia la pasó escondido en un cobertizo de madera en una colina cazando insectos y guardándolos en frascos ó conservándolos en formol. Luego su interés creció hacia las ardillas, mapaches y otras piezas más grandes, transportando los cuerpos hasta el bosque, donde los dejaba pudrirse para posteriormente sumergir  los restos en lejía para limpiar y blanquear sus huesos.

Su madre, tras una temporada en el hospital, tuvo que guardar cama el resto de sus días debido a las enormes cantidades de tranquilizantes y otras drogas que ingería. Éste hecho hizo que Dahmer viviera en un aislamiento inquebrantable.

A los once años ya era un solitario, balando como una oveja en el salón de clase ó comportándose como un retrasado en las tiendas para llamar la atención de sus compañeros. También comenzó a beber y a masturbarse compulsivamente utilizando revistas para homosexuales o mirando las entrañas de los animales que cazaba. A los dieciséis años solía ir borracho a clase, donde tenía un solo amigo quien era su proveedor de marihuana y con quien se ponía grifo a diario. El joven se refería al alcohol como su ´medicina´, un tónico auto-recetado con la intención de calmar sus momentos de angustia. Y ese alcohol a su vez, alimentaba su inclinación hacia la excentricidad.

A los diecisiete años, tras observar a un joven que a diario pasaba haciendo jogging delante de su casa, sintió un deseo irrefrenable de poseerlo. Como no se atrevía a abordarlo para entablar una conversación, optó por coger un bate de béisbol y se dispuso a esperarlo con la idea de atacarlo cuando pasara. Afortunadamente el joven dejó de correr por esa zona, salvándose sin saberlo, de ser la primera víctima del atormentado Jeffrey Dahmer.

Al año siguiente su padre abandonó el hogar, y al poco tiempo, el 18 de junio, el chico levanta a un joven que pedía aventón en la carretera y lo llevó a su casa donde lo asesinó para luego meter su cuerpo en una bolsa de basura y arrojarlo por un barranco.

Después de esto, entró en una crisis depresiva y aunque renunció a seguir viviendo, su padre lo envió a la universidad donde también fue rechazado por su contínuo estado de embriaguez. En diciembre de 1978 su padre lo obliga a enlistarse en el ejército, pero debido a sus continuas borracheras, lo cesan. Al ser expulsado del ejercito Jeffrey se va a vivir con su abuela tiempo donde muestra una leve mejoría en su comportamiento ya que comenzó a ir a la iglesia, a leer la Biblia e incluso redujo su consumo de alcohol y encontró trabajo en una fábrica.
Al poco tiempo comenzó de nuevo a masturbarse insistentemente e incluso robó un maniquí de una tienda, que le hacía las veces de compañero sexual. También empezó a frecuentar los baños sauna de Milwaukee, en donde se daban cita algunos homosexuales para tener relaciones anónimas e impersonales, pero le resultaba difícil conseguir una erección mientras sus parejas estaban despiertas, por lo que optó por drogarlos con somníferos antes de mantener una relación sexual. Después de esto y cuando volvían en sí, ninguno de sus amantes quería volver a saber más de él, por lo que creyó más oportuno buscar un cadáver para satisfacer sus instintos sexuales. Tras asistir al funeral de un joven de dieciocho años, esa misma noche Jeffrey fue a desenterrarlo al cementerio, pero no lo consiguió por que el suelo estaba congelado debido a las bajas temperaturas. En septiembre de 1986 fue arrestado por exhibicionismo indecente, situación que desembocó en su primer análisis psicológico, siéndole diagnosticada una personalidad peligrosa.
COMPLEJO DE APARTAMENTOS "OXFORD", LUGAR DONDE
SE COMETIERON LA MAYORÍA DE LOS ASESINATOS
ENTRADA POSTERIOR AL COMPLEJO "OXFORD"
PUERTA DE ENTRADA AL APARTAMENTO DE DAHMER
LA SALA DE JEFFREY DAHMER

Un año después mató por segunda vez. Esta vez se trataba de un joven negro al que ofreció una bebida dopada. Dahmer se despertó al día siguiente encima de un cuerpo ensangrentado, pero afirma no recordar nada de lo que pasó aquella noche. Lo que sí recuerda es cómo, tras levantarse, metió el cadáver en su closet y salió a comprar una gran maleta para trasladar el cuerpo a la casa de su abuela. Allí, cuenta que lo guardó en el sótano y lo desmembró, envolviendo la cabeza en una manta y guardándola en una alacena para más tarde, hervir el cráneo y blanquearlo.

Después de eso, Dahmer comenzó a matar siempre que tenía oportunidad. Seguía el mismo modus operandi: Primero  flirteaba con desconocidos ofreciendoles dinero a cambio de sexo, luego les ofrecía bebida con somnífero y finalmente los estrangulaba. Después de matar a sus víctimas se quedaba abrazando el cadáver, pensando en cómo conservar las cabezas y formar una especie de altar dentro de su habitación adornado con los huesos.

Dahmer seguía la predecible pauta de los asesinos en serie. Empezó matando cautelosamente asustado por sus crímenes. Luego el ritmo aumentó y se convirtió en una máquina de matar más efectiva. Está más que demostrado que estos asesinos con el tiempo se vuelven arrogantes y despreocupados convencidos de que no pueden ser apresados por ningún ser mortal, creyendo tener máximo poder y autoridad sobre los demás.

Dahmer mostraba muchas características de asesino organizado: acechaba a sus víctimas, les engañaba para llevárselos a su apartamento con la promesa de dinero y favores y después de la muerte ocultaba las pruebas de los crímenes, pero también daba muestras de ser un criminal desorganizado: realizaba actos sexuales con sus víctimas después de la muerte, consumía su carne y sangre, los mutilaba y conservaba algunas partes como recuerdos. Esta mezcla de delincuente organizado y desorganizado es lo que se denomina como asesino “mixto”.

En una ocasión, una de sus víctimas logró marcharse antes de que las drogas surtiesen efecto, y la policía efectuó un registro de la casa, pero increíblemente afirmaron no haber hallado nada.

El 30 de enero de 1989, Dahmer fue declarado culpable de atentado contra el pudor en segundo grado, por seducir a un menor de 13 años con propósitos indecentes, y antes de comenzar a cumplir la condena de un año de cárcel, mató a otro joven, de quien guardó el cuerpo en su baño y para su mayor satisfacción sexual lo mutiló y pintó su cráneo con aerosol.

En marzo de 1990 se mudó a un deteriorado piso, en dónde adquirió una larga mesa y dos grifos de plástico para extender los cuerpos de sus víctimas. Allí, una vez muertos, Jeffrey tomaba fotos de sus amantes con una cámara Polaroid, luego congelaba los órganos, comía parte de la carne y hervía el resto en una enorme olla antes de echarlos en un gran contenedor de basura preparado con ácido.

Normalmente rajaba los cuerpos desde el cuello hasta la ingle frotando las vísceras para procurarse un mayor placer sexual, pero llegó un momento en que éste placer no era suficiente, así que con sus víctimas pensó en crear un ejercito de zombies ó “muertos vivientes” para poder conservarlos sin que se deteriorasen, agujereando los cráneos e inyectándoles líquido, normalmente ácido.
ELEMENTOS POLICIACOS CON TRAJES ESPECIALES
EXTRAEN UNO DE LOS BIDONES CON ACIDO Y RESTOS
HUMANOS DEL APARTAMENTO DE DAHMER

A veces se bañaba en compañía de los cadáveres. En el refrigerador guardaba los corazones, en el congelador las cabezas, en el fichero los cráneos y en la cama un cuerpo descompuesto. Así lo contaron los policías que, horrorizados,  registraron su casa una vez que lograron arrestarlo el 23 de julio de 1991 tras la denuncia de otra víctima que logró fugarse de su casa. El joven, maniatado con unas esposas, había alertado a la policía diciendo que un hombre con un cuchillo le había amenazado con arrancarle y comerle el corazón. Cuando ésta última víctima escapó de su apartamento en medio de la agresión, Jeffrey esperó tranquilamente a que llegara la policía y no hizo ningún esfuerzo por destruir u ocultar la gran cantidad de pruebas que guardaba en su domicilio entre las que se encontraban centenares de fotografías de sus víctimas tanto muertas como vivas, cráneos y partes de diferentes cuerpos dentro de bidones, cajas y en el congelador.
16 DE LAS 17 VICTIMAS DE JEFFREY DAHMER

Según su abogado, si no se había resistido es porque deseaba terminar con todo aquello. Deseaba ofrecer a la policía una declaración completa de lo que había hecho, puesto que no podía culpar a nadie salvo a él mismo.
Según Park Dietz, psiquiatra forense que actuó como consultor en el estudio sobre asesinos en serie del FBI, Dahmer encaja perfectamente en la subcategoría que se denomina ´marginal´: una persona propensa a la furia asesina si cree que está siendo abandonada. Modus operandi, con una perversión capaz de realizar actos sexuales con la víctima una vez muerta. El desorden de esta personalidad marginal está marcada por el miedo al abandono y la incapacidad de tolerar el aislamiento o el aburrimiento. Una teoría habitual es que puede relacionarse con abusos en la infancia. La gente que teme el abandono puede sentirse ultrajada cuando alguien que desean que se quede va a marcharse. En este sentido, el asesino en serie normal llega a serlo por su carácter antisocial o por tener fallos de carácter y también a través de desviaciones sexuales, normalmente sádicas y necrofílicas.
Muchos niños que no reciben la atención que ansían en casa, la buscan en la escuela. Dahmer lo hizo con sus extravagancias y su comportamiento muchas veces cómico, pero terminó siendo marginado. No sólo se sintió fracasado en su casa, también en la escuela, en la Universidad y en el Ejército. Era evitado y humillado, puesto de lado. Eso debió dejarle con una terrible sensación de angustia y desamparo. Por ese motivo proyectó sus sentimientos sobre sus víctimas. Las humillaba, las descuartizaba y luego las dejaba de lado también.

El 17 de febrero de 1992, Jeffrey Dahmer fue sentenciado a 15 cadenas perpetuas consecutivas por  asesinar y descuartizar a 15 jóvenes. Cumpliría su sentencia en la Columbia Correctional Institution, cerca de Portage, Wisconsin donde le fue asignado el número de prisionero 177252, y ocupó la celda 648.

El juicio comenzó el 27 de enero de 1992. Desde el principio quedó claro que a Dahmer le impulsaba un trastorno mental, a pesar de que él hacía todo lo posible por disimularlo. Dahmer se mostró tan sincero y cooperador como muchos otros asesinos en serie, sin embargo ni él mismo podía entender cómo había sido capaz de cometer todas aquellas atrocidades. Todos los presentes pudieron darse cuenta de hasta qué punto sus compulsiones y fantasías se habían apoderado de su mente, empujándole a seguir, asesinato tras asesinato.

Después del veredicto habló por primera vez al tribunal diciendo: ´Señor juez, todo ha terminado. Me siento muy mal por lo que hice a esas pobres familia y comprendo su merecido odio. Asumo toda la culpa por lo que hice. He hecho daño a mi madre, a mi padre y a mi madrastra, pero les quiero mucho.´

Cuando Jeffrey Dahmer despertó la mañana del 28 de noviembre del 1994, él comió, sin saberlo, lo que sería su último desayuno. Un huevo cocido, pan tostado, cereal y café.

A las 7:50AM, Jeffrey y dos reclusos más fueron llevados al gimnasio para realizar labores de limpieza. Veinte minutos después guardias de la prisión encontraron a Dahmer y a otro prisionero severamente golpeados. Una hora y un minute después Jeffrey Dahmer era declarado muerto. Él había sido golpeado hasta la muerte por otro prisionero llamado Christopher Scarver de 25 años de edad.
CHRISTOPHER SCARVER

La cabeza de Dahmer fue golpeada y desfigurada con un palo de escoba, para posteriormente ser azotada contra la pared y el suelo del gimnasio. Restos de sangre quedaron por doquier. Jeffrey murió mientras era trasladado al Divine Savior Hospital. El otro prisionero fue ingresado en condición crítica.

Aparentemente las últimas palabras de Dahmer hacia Scarver fueron, "No me importa si vivo ó muero. Adelante, mátame."

Tras la noticia de la muerte de su hijo, los padres de Dahmer se pelearon por la posesión de su cerebro llegando incluso a enfrentarse ante los tribunales. La madre deseaba vendérselo a un hospital de investigación mental, mientras que el padre sólo deseaba enterrarlo lejos de todo el mundo y de su memoria.
También los parientes de sus víctimas, representados por un abogado, consiguieron hacer negocio con los utensilios utilizados por el asesino para cortar, desmembrar y desangrar. Su nevera se subastó públicamente, al igual que todo tipo de cuchillos, sierras, picadoras y taladros.

Un grupo de ciudadanos de Milwaukee compró el lote completo donde se ubicaba su departamento con la intención de montar un “museo de los horrores” para la atracción de los turistas, pero al final no se atrevieron a llevar a cabo el proyecto y destruyeron el macabro legado de El Caníbal de Milwaukee, Jeffrey Dahmer.

APARTAMENTOS "OXFORD" YA DESMANTELADOS

Entrevista hecha a Jeffrey Dahmer:

Las siguientes fotografías fueron tomadas por el propio Dahmer y por el departamento de policía mientras realizaban una inspección al departamento de Dahmer. Debido a la naturaleza grotesca de las fotos, debo advertirles acerca de su contenido. Favor de usar su discreción y si son sensibles a éste tipo de material, lo mejor es no verlo.





sábado, 25 de junio de 2011

LA ABDUCCIÓN DE PASCAGOULA

Este caso en particular me resulta bastante interesante por el hecho de que, según la descripción de los protagonistas, los seres extraterrestres involucrados, no caen dentro de ninguna de las demás descripciones físicas de extraterrestres.  Ya saben, la mayoría de los extraterrestres nos han sido descritos como los clásicos “Greys”, seres muy delgados, de no más de 1:60 mts de estatura, con piernas y brazos largos y delgados.


Cabeza desproporcionadamente grande y sin orejas discernibles, con boca y nariz casi imperceptibles, pero eso si, con unos grandísimos e inexpresivos ojos negros.

Durante la década de los setentas se informó acerca de numerosos avistamientos de OVNI’s en los Estados Unidos, en ese mismo lapso se llevó a cabo la denominada Abducción de Pascagoula, experimentada por Charles Hickson y Calvin Parker, ambos obreros de un astillero.

La abducción de Charles Hickson y Calvin Parker, también conocida como La Abducción de Pascagoula es uno de los casos más reconocidos de abducción ufológica.

HECHOS:
Durante la tarde del 11 de octubre de 1973, Charles Hickson, de 42 años, y Calvin Parker, de 19, compañeros de trabajo en unos astilleros, estaban pescando en el rio Pascagoula, en Mississipi. 

Se encontraban pescando sobre el muelle abandonado de un astillero, justo frente a la orilla de un lago.
                 MUELLE REAL DONDE PESCABAN PARKER Y HICKSON

Cuando escucharon un sonido vibrante y vieron luces azules parpadeantes provenientes de una abombada nave, con forma de balón de fútbol americano y de unos 31 metros de ancho, la cual apareció repentinamente cerca de ellos. 

La nave parecía levitar a unos 36 centímetros sobre la tierra. Un día después de los hechos Hickson y Parker acudieron a la Base Keesler de la Fuerza Aérea Estadunidense a declarar sobre lo acontecido y donde se elaboraron dibujos de acuerdo a sus descripciones.
KEESLER AIR FORCE BASE

Ambos describieron como una puerta de la nave se abrió y que de ella surgieron tres criaturas 


quienes se apoderaron de ambos hombres, tomándolos por debajo de las axilas y haciéndolos flotar o levitar, junto con ellos, hasta el interior de la nave. Los dos hombres habían sido paralizados y entumecidos. Parker se desmayó debido al miedo.  Describieron a las criaturas como de forma humanoide y de un metro y medio de altura. La piel de las criaturas era de color gris y arrugada como la de los elefantes. 
DIBUJO 1 REALIZADO POR LA FUERZA AEREA DE E. U.


No tenían ojos ni boca que los hombres pudieran discernir. Tenían en cambio tres protuberancias con forma de zanahoria, una donde en los humanos hubiera estado la nariz y dos en lugar de las orejas. 
                 DIBUJO 2 REALIZADO POR LA FUERZA AEREA DE E. U.

Los seres tenían pinzas como de langosta en los extremos de sus brazos, y parecían tener sólo una pierna  describió los órganos inferiores de las criaturas como si sus piernas estuvieran fusionadas entre sí.

Hickson afirmó que una vez dentro de la nave, era mantenido en levitación varias decenas de centímetros por encima del suelo de la nave, y que fue examinado por un ojo mecánico que se mantenía flotando, al igual que él, por levitación y que parecía escanear cada centímetro de su cuerpo. Por su lado, Parker no podía recordar lo que había ocurrido con él en el interior de la nave, aunque más tarde, durante las sesiones de regresión hipnótica, ofreció algunos detalles nebulosos. Los hombres fueron puestos en libertad después de unos 20 minutos y las criaturas levitaron de vuelta a su posición original en la ribera del río.


Ambos hombres dijeron estar aterrorizados por lo que ocurrió. Indicaron haber permanecido sentados en el coche durante unos 45 minutos, tratando de calmarse. Hickson bebió algo de whisky. Tras discutir sobre lo que debían hacer, intentaron comunicar su historia a los oficiales de la base de la Fuerza Aérea de Keesler, pero el personal les dijo que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos no tenía nada que ver con informes de OVNIs - el Proyecto Libro Azul había sido suspendido unos tres años atrás -, pero les sugirió que notificaran el caso a la policía. Alrededor de las 10:30 PM, Hickson y Parker llegaron a la oficina del sheriff del condado de Jackson, Mississippi, Fred Diamond.  Llevaban con ellos la única prueba que tenían para respaldar su historia, el pez gato que habían pescado. El sheriff Diamond pensó que ambos hombres parecían sinceros y genuinamente asustados, y afirmó que Parker estaba especialmente perturbado. Diamond sin embargo, tuvo sus dudas sobre la fantástica historia debido en parte al consumo de whisky admitido por Hickson.

El sheriff Diamond entrevistó a los hombres, quienes le contaron su historia. Tras una andanada de preguntas, Diamond decidió dejar a los dos hombres solos en una habitación que, sin que Hickson ni Parker lo supieran, estaba arreglada con un micrófono oculto.  El sheriff Diamond asumió que si ellos estaban mintiendo, este hecho se haría inmediatamente evidente cuando los dos hablaran estando solos. Sin embargo, ambos continuaron hablando con voces que denotaban una gran aflicción.

Esta cinta, denominada "cinta secreta",  se halla en los archivos del departamento del sheriff del condado de Jackson, y está disponible para ser escuchada por los investigadores. Parker, quien parecía particularmente agitado, hablaba repetidamente de sus deseos de ver a un doctor. Aquí les comparto unos interesantes enlaces:



Aquí también les incluyo una traducción de una porción de la entrevista a los abducidos por parte del personal de la USAF:

CALVIN: Tengo que volver a casa e irme a la cama o tomar alguna pastilla para los nervios, o ver al médico o algo. No puedo soportarlo. Estoy a punto de volverme medio loco.
CHARLIE: Te digo que cuando pasemos esto te daré algo para solucionarlo y que puedas conseguir algo de maldito sueño.
CALVIN: No, ni aún así podría dormir. Estoy cerca de volverme loco.
CHARLIE: Mira Calvin, cuando te sacaron, cuando nos sacaron de aquella cosa, maldita cosa
-  Con su voz ascendiendo, Calvin dijo, "Mis malditos brazos, mis brazos, recuerdo que ellos los congelaron y no me podía mover. Como si hubiera pisado una serpiente de cascabel."

"No lo hicieron así conmigo", suspiró Charlie.
- Ahora ambos hombre empiezan a hablar como para sí mismos.
CALVIN: Perdí el conocimiento. Espero nunca volver a perderlo durante el resto de mi vida.
CHARLIE: Nunca he visto nada como eso en toda mi vida. No puedes hacer que la gente lo crea.
CALVIN: No quiero quedarme sentado aquí. Quiero ver a un doctor.
CHARLIE: Mejor que todos despierten y empiecen a creer... más vale que despierten y empiecen a creer.
CALVIN: ¿Viste como se levantó la maldita puerta?
CHARLIE: No sé cómo se abrió, hijo. No lo sé.
CALVIN: Simplemente se recolocó, y como aquellos hijos de puta - simplemente como si salieran.
CHARLIE: Lo sé. No puedes creerlo. No puedes hacer que la gente lo crea.
CALVIN: Estaba paralizado justo entonces. No me podía mover.
CHARLIE: No lo creerán. Quizás lo crean uno de estos días, puede que demasiado tarde. Sabía todo el tiempo que había gente de otros mundos allí. Lo sabía todo el tiempo. Nunca pensé que me sucedería esto.
CALVIN: Sabes que no bebo.
CHARLIE: Lo sé, hijo. Cuando llegue a casa me voy a tomar otro trago, me hará dormir. Mira, ¿Para qué estamos sentados?  Voy a ir a contarle a Blanche... ¿Qué estamos esperando?
CALVIN (con pánico): Voy a ir a casa. Estoy enfermo. Voy a salir de aquí.
-  Entonces Charlie se levantó y abandonó la habitación, quedándose Calvin sólo.
CALVIN: Es difícil de creer... Oh Dios, es terrible... Sé que hay un un Dios allá arriba...


El 21 de octubre de 2001, Natalie Chambers, de la agencia de noticias Associated Press dio la noticia de que un testigo adicional de este caso se había manifestado recientemente. Chambers identificó a este individuo como Mike Cataldo, un oficial ("petty officer") de la marina retirado. El ufólogo Kenny Young entrevistó telefónicamente a Mike Cataldo, quien le relató el avistamiento que había presenciando junto a Ted Peralta y Mack Hanna. Se trata no de testimonios de la abducción en sí misma, sino de un avistamiento OVNI en la misma área y el mismo día. Avistamiento que bien pudo haber sido de la misma nave que abdujo a Parker y a Hicks.
HICKSON ACTUALMENTE, MOSTRANDO UNA 
REPRESENTACIÓN GRÁFICA DE LOS HECHOS

martes, 21 de junio de 2011

TARIFA ESPECIAL MUSICA DISCO

Estimado amigo:


Próximamente, dentro de mi programa “LA BARRA”, tendré un especial de Música Disco, donde recordaremos a todos esos grupos que con su música nos hicieron bailar en los años setentas. Inolvidables grupos y cantantes como los Bee Gees, Donna Summer, K. C. & The Sunshine Band, Quincy Jones etc.

Como tú bien sabes, el perfil musical de mi programa es Rock Clásico, sin embargo, ocasionalmente, produzco emisiones especiales, como ésta, donde salgo de mi perfil habitual y programo diferentes tipos de música.

Este especial de Música Disco, el cual consta de CINCO PROGRAMAS, saldrá al aire durante la semana del lunes 27 de junio al viernes 1 de julio del 2011.

Al ser un PROGRAMA ESPECIAL, el precio para mis anunciantes TAMBIÉN ES ESPECIAL!!! Aquí lo pongo a tu consideración esperando que lo encuentres atractivo y que lo aproveches de la manera que más te convenga. Si te interesa ser patrocinador del Especial de Música Disco dentro de “La Barra” con Fabricio, no dudes en contactarme cuanto antes a través de mi correo electrónico: placerradial@hotmail.com

Recuerda que la fecha límite para contratar es el jueves 23 de junio del 2011

PAQUETE ESPECIAL “SEMANA DISCO”

Cubre 1 spot de 20 segundos de duración en cada corte (3 cortes por programa), durante 5 programas consecutivos (15 spots en total) y 2 menciones en vivo de 2 min. de duración c/u en los días de tu elección entre el lunes 27 de junio y el viernes 1 de julio.


15 Spots (precio normal) _______________________ $ 2,250.00
2 Menciones en vivo (precio normal) _______________$ 1,400.00
Producción spot (precio normal) __________________$ 2,000.00


TOTAL DE LA INVERSIÓN: ______________________$ 5,650.00

 Precio especial de promoción:_____$ 2,000.00






• Fecha límite para contratar es el jueves 23 de junio del 2011
• Los pagos se efectúan 50% al contratar y 50% al finalizar la promoción.
• Incluye promoción en Facebook y en Blog personal
• Precio más IVA sólo si requiere factura.


A T E N T A M E N T E


Fabricio Rechy
mailto:placerradial@hotmail.com

domingo, 19 de junio de 2011

EL MEJOR REGALO DEL MUNDO

Recuerdo haber leído ésta historia por lo menos unas cinco veces, y en todas, he llorado.  Jamás conocí a mi papá, jamás se ocupó de velar por su hijo, consecuentemente no tengo ningún tipo de sentimiento hacia él.  Si acaso un pequeñísimo rencor por núnca haberse  ocupado de mí ni de mi madre. Cuando cumplí los 18, meta que yo mismo me impuse para localizarlo y conocerlo, me enteré de que ya había fallecido. Lástima, me hubiéra gustado conocerlo y escuchar su versión de las cosas.  Afortunadamente conté con un abuelo presente y amoroso que lo suplió con creces. Desgraciadamente mi abuelo falleció cuando yo, a mis 13 años, estaba estudiando en Estados Unidos. Era yo demasiado jóven como para apreciar realmente lo que perdí con la muerte de mi abuelo. Ahora, en retrospectiva, admiro la valentía y el incondicional amor que mi abuelo me mostró en esos escasos 13 años. Quisiera haber sido mayor para poder valorar su experiencia y sus consejos.  

Sin embargo durante ese poco tiempo, mi abuelo supo dejar su marca. Si amo a mí país, a su historia y si valoro todo lo que México significa, es por él. Si defiendo a la mujer y soy un caballero al abrirles la puerta y acercarle la silla, es por él. Si me pongo respetuosamente de pié cada vez que escucho nuestro Himno Nacional, es por él. Si me doy cuenta que la familia es lo más preciado para cualquier persona, es por él.  Gracias abuelo!

Ahora les comparto ésta conmovedora historia que queda perfecta para éste día del padre.   

El día que mi María José nació, en verdad no sentí gran alegría porque la decepción que sentía parecía ser más grande que el gran acontecimiento que representaba tener un hijo. Yo quería un varón. A los dos días de haber nacido, fui a buscar a dos mujeres, una lucia pálida y otra radiante y dormilona.

En pocos meses me dejé cautivar por la sonrisa de María José y por el negro de su mirada fija y penetrante, fue entonces cuando empecé a amarla con locura, su carita, su mirada no se apartaba ni un instante de mi  pensamiento; todo se lo quería comprar, la miraba en cada niño o niña. Hacía planes, todo sería para mi María José.

Este relato era contado a menudo por Randolf, el padre de María José. Yo también tenía gran afecto por la niña que era la razón más grande de vivir de Randolf, según decía el mismo. Una tarde estaba mi familia y la de Randolf haciendo un picnic a la orilla de la laguna cerca de casa y la niña entablo una conversación con su papá, que todos escuchamos: “Papi, cuando cumpla quince años, ¿cual será mi regalo?.

Pero mi amor si apenas tienes diez añitos, ¿no te parece que falta mucho para esa fecha?

Bueno Papi, tú siempre dices que el tiempo pasa volando, aunque yo nunca lo he visto pasar por aquí. La conversación se extendía y todos participábamos de ella. Al caer el sol, regresamos a nuestras casas.

Una mañana me encontré con Randolf enfrente del colegio donde estudiaba su hija quien ya tenía catorce años. El hombre se veía muy contento y la sonrisa no se apartaba de su rostro. Con gran orgullo me mostraba las calificaciones de María José, eran notas impresionantes; ninguna bajaba de 9 y los comentarios que le habían escrito los profesores eran realmente conmovedores. Felicité al dichoso padre y le invité un café.

María José ocupaba todo el espacio en casa, en la mente y en el corazón de la familia, especialmente en el de su padre. Fue un domingo muy temprano cuando nos dirigíamos a misa, cuando María José tropezó con algo – eso creímos todos- y dio un traspié, su papá la agarró de inmediato para que no se cayera. Ya instalados en nuestros asientos, vimos como María José fue cayendo lentamente sobre el banco y casi perdió el conocimiento. La tomé en brazos mientras su padre buscaba un taxi. La llevamos al hospital. Allí permaneció por diez días y fue entonces cuando le informaron que su hija padecía de una grave enfermedad que afectaba seriamente a su corazón, pero no era algo definitivo, que había que practicarle otras pruebas para llegar a un diagnostico firme.

Los días iban transcurriendo, Randolf renunció a su trabajo para dedicarse únicamente al cuidado de María José, su madre quería hacerlo pero decidieron que ella trabajaría, pues sus ingresos eran superiores a los de él. Una mañana Randolf se encontraba al lado se su hija cuando ella le pregunto: ¿Voy a morir, no es cierto? Te lo dijeron los médicos.

No mi amor, no vas a morir,  Dios que es grande no permitirá que esto le pase a lo que más he amado y amo en el mundo, - respondió el padre.

¿Sabes si se puede volver del cielo?

Bueno hija, respondió, en verdad nadie ha regresado de allá a contar algo sobre eso, pero si yo muriera no te dejaría sola. Estando en el mas allá buscaría la manera de comunicarme contigo, en ultima instancia utilizaría el viento para venir a verte.

¿Al viento?, replico María José,  ¿y como lo harías? No tengo la menor idea hija, sólo sé que si algún día muero, sentirás que estoy contigo cuando un suave viento roce tu cara y una brisa fresca bese tus mejillas.

Ese mismo día por la tarde llamaron a Randolf. El asunto era grave, su hija estaba muriendo, necesitaba un corazón pues el de ella  no resistiría unos quince o vente días más. ¡Un Corazón! ¿Dónde hallar un Corazón? ¿Lo vendían en la farmacia acaso, en el supermercado, o en una de esas grandes tiendas que propagandean por radio y televisión? ¡Un Corazón ¡ ¿Donde? ¿¿¿Donde???

Ese mismo mes María José cumpliría sus quince años. Fue el viernes por la tarde cuando consiguieron un donante. Las cosas iban a cambiar. El domingo por la tarde, ya María José estaba operada. Todo salió como los médicos lo esperaban. ¡Éxito Total!

Sin embargo, Randolf no había vuelto por el hospital y María José lo extrañaba muchísimo. Su mamá le decía que ya todo estaba bien, seria ella quien trabajaría para sostener a la familia.

María José permaneció en el Hospital por quince días más, los médicos no habían querido dejarla ir hasta que su corazón estuviera firme y fuerte, y así lo hicieron. Al llegar a casa todos se sentaron en un enorme sofá y su mamá con los ojos llenos de lágrimas le entrego a Maria José una carta de su padre.

María José mi Gran Amor….

“Al momento de leer ésta carta, debes tener quince años y un corazón fuerte latiendo en tu pecho. Esa era la promesa de los médicos que te operaron. No puedes imaginarte ni remotamente cuanto lamento no estar a tú lado en éste instante. Cuando supe que ibas a morir, decidí dar respuesta a una pregunta que me hiciste cuando tenías diez años y la cual no respondí.

Decidí hacerte el regalo más hermoso que nadie jamás a hecho. Te regalo mi vida entera sin condición alguna, para que hagas con ella lo que quieras.

…...! Vive hija!………. “Té Amo”.

María José lloro todo el día y toda la noche. Al día siguiente, fue al cementerio y se sentó sobre la tumba de su papá, lloró como nadie lo ha hecho y susurro: “Papi ahora puedo comprender cuanto me amabas, Yo también te amaba aunque nunca te lo dije. Por eso comprendo la importancia de decir TE AMO. Y te pediría perdón por haber guardado silencio “. En ese instante las copas de los árboles se movían suavemente, cayeron algunas flores y una brisa rozó las mejilla de María José. Alzó la mirada al cielo, se levanto y camino a casa.

Realmente conmovedor ¿No creen?

Con el reciente deceso de mi buen amigo Eric, viví en carne propia la gran importancia que tiene la donación. Ya sea de sangre, de tejidos ó de organos, la donación permite que la persona que amamos y que desgraciadamente falleció, continúe viviendo entre nosotros a través de otra persona.  Existen muchos mitos acerca de la donación. Muchos creen que el cuerpo del donante queda desfigurado ó con marcas visibles y la verdad es que es imperceptible.

Ayudemos a salvar vidas y a mejorar la vida de otras personas cuando nosotros ya nos hayamos ido.  Nunca se sabe cuando la persona que lo necesite sea de nuestra propia familia, como el caso de Maria José.

Feliz día del padre, para ustedes que tienen la dicha de tener uno. Valórenlo y ámenlo. No pierdan el tiempo en rencores ó enojos. No hay nada peor que vivir arrepentido.

Aquí les incluyo un enlace para que reciban su tarjeta de donador voluntario.

jueves, 16 de junio de 2011

¿QUÉ HAZAÑAS PUEDE LOGRAR ÉSTE FERRARI?



Si le preguntáramos a cualquier hombre, conocedor de automóviles; "¿Que hazañas puede lograr éste Ferrari?"




 Seguramente obtendríamos respuestas como;
"Puede pasar de 0 a 100 kph en 4 segundos"
ó alguna respuesta similar.  









Pero la verdad es que con ése Ferrari
se puede lograr
ÉSTO:






















sábado, 11 de junio de 2011

A LOS NACIDOS ENTRE 1960 Y 1985

El objetivo de ésta entrada a mi Blog es el de saludar y reinvindicar a una generación, la de todos aquellos que nacimos entre 1960 y 1985, la de los que estamos siendo actores de algo que ni nuestros padres y mucho menos nuestros abuelos hubieran podido soñar, la generación donde vemos que la casa que compraron nuestros padres ahora vale 20 o 30 veces más, la generación de los que tomarán las decisiones importantes en un futuro no muy lejano, eso, si no es que yá las hemos tomado.

Somos la última generación que aprendió a jugar en la calle y en los recreos del colegio a las canicas, a los quemados, a la roña, al resorte, al avioncito y a las escondidas.


Pero además somos la primera generación que jugó con videojuegos como el Atari, fuimos los primeros en ir a un parque de atracciones y los primeros en ver televisión y caricaturas a color.


Fuimos los primeros, y podría asegurar que los últimos en grabar canciones de la radio en casettes y ver películas en versión Beta y VHS, pero eso sí, orgullosos pioneros del walkman, el chat, los CD's y los DVD’s.

Crecimos viendo Mi Oso y Yo, Flipper, Viaje Al Fondo Del Mar, El Tunel Del Tiempo, Combate y el inolvidable Fiebre, con Fito Girón y Chela Brannif. 

Años después llegó la llamada Generación X y tuvimos que tragarnos, Beverly Hills 90210, Salvados por la Campana (con todo y Screech),
Segurito te gustaron en su momento. Jaja! Intenta verlas ahora! Ja! Ni aunque me pagáran!!! Eh..bueno...¿De cuanto estaríamos hablando? Ja!

Algunos lloraron con Carrusel con Cirilo y María Joaquina, otros con El abuelo y yo, otros más con Mundo de Juguete y no nos podíamos perder TVO, Nubeluz, Corre GC Corre ó XETU.



Nosotros hemos aprendido lo qué es el terrorismo y nos enteramos de golpe un 11 de septiembre de la caída de dos torres, pero también de la justicia mundial cuando vimos caer el muro de Berlín.


Aprendimos a utilizar las computadoras antes que nuestros padres y abuelos, y sobre todo antes que todos esos niños cerebritos de hoy. Núnca vimos a los que no sabían usar las computadoras como una especie de "retardados" como sucede hoy. Crecimos sin mp3s, iPods, computadoras ni Internet, pero nos lo pasábamos de lo lindo tirándonos globos con agua, o jugando con los playmobil. Y nunca escuchamos las palabras “calentamiento global”.

Los juegos más populares éran PacMan, Galaxyan y Space Invaders,



Y para muchos de nosotros unos boxeadores como éstos fueron la ley


Nosotros crecimos sin PlayStation, no había 125 canales de televisión, ni pantallas planas, ni sonido surround, hasta que salió la película de Terremoto.
 

Vimos los anuncios y algunos hasta usamos los primeros celulares existieron y que parecían ladrillos. 

Creímos que Internet sería un mundo libre,y afortunadamente, hasta ahorita, lo es. Salvo en lugares como en China ó Irán.
Somos la Generación de los Thunderbirds, 

Meteoro, 


Fantasmagórico, 

Xuxa, Robotech, Gi Joe, Los Halcones Galácticos, los ThunderCats,

los Transformers, He-Man y las Tortugas Ninja, Del Correcaminos, de Piolín y Silvestre,

de Oliver y Benjí, de Rosita Fresita, de los Pitufos, La Pantera Rosa, Los Picapiedra, El Pájaro Loco, Candi, y Sandy Bell.



Sómos los que crecimos escuchando a los Beatles, 

a los Creedence,

a los Stones

y los Doors 
y después a Soda Stéreo, Madonna, Michael Jackson, Guns N' Roses, Nacha Pop, Hombres G y por supuesto en ver y vivir los primeros videos musicales empezando con ese “Video Killed the Radio Star" de los Buggles. Luego presenciamos el apogeo y desplome del grunge junto con la muerte por suicidio de su mayor exponente, Kurt Kobain. También estaban Timbiriche, Parchis,  Menudo, La Onda Vaselina, las buenotas de “Azúcar Moreno” y los puñalones de Locomía con sus abanicos, 

Los inicios de la música grupera desde Los Temerarios y los eternos Tigres del Norte hasta el horrible Pasito Duranguense actual.

Fuímos la última generación que tuvo la oportunidad de ver las botellas de a litro de la Coca-Cola familiar hechas de vidrio! 

Y la última en ganarnos una lana extra haciendo mandados en aquellas clásicas bolsas de cuadritos.



Andábamos en bicicleta y patines sin casco ni protectores para rodillas ni codos. Los columpios eran de metal y las resbaladillas tenían esquinas afiladas y oxidadas.


Mirando atrás es difícil creer que estemos vivos!


Fíjense nomás!!! Viajábamos en autos sin cinturones de seguridad traseros, sin sillitas especiales ni air-bags, hacíamos viajes de 10 ó más horas y no sufríamos ningún “síndrome de clase turista”. No tuvimos puertas con protecciones, tampoco closets, armarios o frascos de medicinas con tapa a prueba de niños.

No había celulares!!!!. Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos de la SEP, recuerdo que en sexto de primaria eran DOCE!!!  Jaja! 

Todos metidos en una mochila o bolsón que jamás nos colgábamos en la espalda. Y ninguno que yo recuerde tenía ruedas!!! ¿Qué es eso? Jaja! Cuantos de nosotros no recogimos del suelo nuestros útiles cuando se rompía nuestra mochila! 

Y sólo los chicos nice llegaban a la escuela con su portafolio Samsonite, ¿Se acuerdan?

Ligábamos jugando a la botella o a "verdad o castigo", no en un chat!!! No manches!!! No era necesario tener fotoblog, Hi5, Facebook ni MySpace, para saber que existíamos. Bastaba con chiflar la tonada de la pandilla o gritar como Tarzán para que toda la cuadra saliera de sus casas.  Jamás tuvimos la necesidad de catalogar a nuestros cuates como darketos, otakus, skatos ó emos.
 
Éramos el apio, la china, la flaca, la pecosa, el negro ó el gordo, pero TODOS pertenecíamos al mismo grupo. Éramos responsables de nuestras acciones y acarreábamos con las consecuencias. En ese entonces no había nadie para resolver eso.
 
Esta entrada de mi Blog está dedicada a las personas que nacieron entre 1960 y 1985. La verdad es que no sé cómo hemos sobrevivido a nuestra infancia!!!! Tuvimos libertad, fracasos, éxitos, responsabilidades, y aprendimos a crecer con todas ellas.

La verdad… 
¡¡¡FELICIDADES!!!

Que suerte tuvimos de crecer realmente como niños!

Recordemos lo bueno de la vida, lo fácil que es ser felices y la grandeza de lo sencillo.

Nosotros NO necesitamos todas esas etiquetas, todas esas superficialidades.  No necesitamos cosas, ni celulares, ni ropa “nice”.

Recordemos pues, cómo ser niños, pero sobre todo, cómo ser LIBRES Y FELICES!!!  La verdad es bien fácil.